es abrazador

Desangelada con mis últimas experiencias cafeteras se me estaban quitando las ganas de estudiar y hasta desconfiaba de que lo que estoy aprendiendo fuera cierto. O por lo menos, empezaba a dudar que los buenos cafés pudieran llegar a la gente de la calle.

Llebamos una lista de frustraciones cafeteras:

– El momento “moler a mano” echa para atrás después de la novedad del primer día. Además la molienda no queda homogénea y no me fio de la extracción.
– No le encontramos nada especial al café que compramos por internet a una conocida tostadora independiente berlinesa. La verdad es que les escribimos y nos enviaron otro café diferente. Y este sí nos enamoró desde el aroma al abrir el paquete. Pero todo este trámite fue cansino.
– No encuentro manera de saber si un café sabe desabrido por culpa del molino, de una mala extracción o es que el café es eso, sencillamente mediocre o malo.
Muchos de los espressos y atención también los cafés de filtro de nuestras expediciones cafeteras resultan igual de birriosos que caros.

Parece que el turquesa paraíso cafetero también está complicado de encontrar.

En estos pensamientos oscuros me hallaba, hasta que un africano ha salvado mi ilusión surfera en la tercera ola del café. Esta semana ha llegado a casa una caja con 4 cafés de origen en paquetes de 65g. Stefan ha hecho el pedido a escondidas para darme la sorpresa.

Hoy he empezado con un café bourbon de AMKENI Coffee Group de Tanzania, tostado en Hamburgo por Onetake Coffee. Y es tan rico. Es muy cítrico, muy, muy, muy, pero a la vez sabrosón. Impresionante. Tan diferente, tan rico, tan maravillosamente tostado.

La curiosidad me ha llevado a buscar información en internet ¿Quién es él, de dónde viene, cómo se cultiva?.

Estaba bebiendo un café cosechado a las faldas del Kilimanjaro. Y serán estos días grises pero solo leer esto me ha emocionado. Ahora sé un poco más de los cafés de Tanzania. A pesar de su potencial es muy difícil encontrar buen café de este país, pero están haciendo grandes esfuerzos por aumentar la calidad. Por ejemplo he leído que este AMKENI Coffee Group hace muy buen trabajo. Ya decía yo, estoy bebiendo una joya.

Gracias AMKENI tanzania y gracias Onetake Coffee, vuelvo a mi curso de nuevo ilusionada por seguir avanzando en mi viaje cafetero.



Estos post también te pueden interesar: