La respuesta es sencilla. El sabor y aroma del café duran más tiempo cuanto mejor lo guardas. Y cómo necesita que lo guardes depende de cada café.

Porque sí, no son imaginaciones tuyas, tienes razón: el café en grano, con sólo días de tueste, es el más sabrosón. Mantiene la fuerza de su sabor original por entregarse y palpita emocionado por entregarse pronto. Pero si van pasando los días y no lo guardas como él necesita, su vibrante sabor se apaga pronto hasta convertirse en uno más del montón con cafeína.

Con el café molido este deterioro sucede en días. Si no se almacena bien, en horas. Expuesto al aire, en minutos.

Guarda correctamente el café en casa para no perder su original aroma y sabor.

Te encantaría que tu buen café mantuviera siempre el rico sabor con el que llega a casa. Que hasta la última taza sea un placer que enciende tu sol. Que siempre sea el abrazote que necesitas y no sólo un triste trago de cafeína. Pues depende de cuánto lo expones al aire, cuánto tiempo tardas en terminar de consumirlo.

Todos los cafés necesitan unos cuidados básicos de almacenaje. Y cada tipo de café también algunos específicos. Pero todos son sencillos.

Puedes ir directamente al que necesitas en este índice:

 

  1. Cuidados básicos para TODOS los cafés del mundo.
  2. ¿Cómo guardar tu café en GRANO?
    1. Café en grano tostado hace pocos días.
    2. Café en grano tostado hace muchos días.
    3. ¿A qué velocidad desgasifica el café?
  3. ¿Cómo guardar tu café MOLIDO?
    1. Si compras el café ya molido.
    2. Si mueles tu mismo el café.

Recordemos que el café correctamente empaquetado y almacenado se puede consumir sin riesgo para la salud años después de de ser tostado. Pero sus cualidades organolépticas, las que percibimos con los sentidos, se van degradando con el tiempo.

CUIDADOS BÁSICOS PARA TODOS LOS CAFÉS DEL MUNDO

Primero vamos a recordar que todos los cafés temen las altas temperaturas y el contacto con el aire. Porque el oxígeno y la humedad aceleran las reacciones químicas que deterioran el sabor del café.

Todos los cafés del mundo agradecen estos cuidados de almacenaje:

  • Evitar el aire y la luz directa del sol.
  • Almacenarlo en un lugar fresco. Porque incluso algunos grados más de temperatura aceleran los procesos químicos que degradan el sabor.
  • Evitar cambios bruscos de temperatura que provocan condensación. Aquí tienes la explicación a porqué no es apropiada la nevera si el empaquetado no está al vacío. Pero no hay verdades absolutas y si en tu cocina hace mucho calor, a veces la nevera con precauciones, es el mejor lugar donde almacenar tu buen café si no lo vas a consumir pronto.

¿CÓMO GUARDAR TU CAFÉ EN GRANO?

Lo que necesitas saber para guardar tu café tostado en grano es la fecha de tueste. Bueno, en realidad, la fecha de tueste es solo una pista. Lo importante es saber si el café ha desgasificado.

Ya sabes que debido al tueste el grano de café libera CO2 que sigue saliendo durante días. La fuerza y la cantidad del gas saliendo no es la misma en un café recién tostado, que un café tostado hace unas semanas.

  • Café en grano, tostado hace pocos días.

Envases para almacenar cafe que dejan salir el gas, paquetes con valvula, latas y paquetes cerrados con una cintadoblados

Si el café ha sido tostado recientemente hay que guardarlo de forma que este gas pueda liberarse.

Normalmente los paquetes incluyen una válvula unidireccional, que permite salir el gas pero no deja entrar el aire. Con esta válvula también podemos percibir el aroma del café sin abrir el envase.

Otras opciones son las latas de toda la vida, que no son herméticas y actúan como los paquetes con válvula. O sencillamente, una vez abierto el paquete, doblarlo y sujetarlo con una goma, como veis en la foto superior.

  • Café en grano, tostado hace muchos días:

Frascos de cristal herméticos para guardar café en grano que hace más de una semana que está tostado, para preservarlo del aire. Y paquetes de café molido comprimidos y cerrados herméticos con una pinza.

Son cafés que ya no necesitan desgasificar.

El problema es que cuanto menos gas libera el grano más fácil penetra el aire en su estructura porosa. El grano de café se convierte en una esponja. El oxígeno, la humedad y los olores provocan el deterioro de sus cualidades.

Lo mejor llegado este momento es cerrarlo en su paquete con el menor aire posible. Es también una buena idea un frasco de cristal hermético del tamaño de la cantidad de café que te queda.

Sus cualidades se deterioran más lentamente y puedes disfrutar su original sabor semanas.

¿A qué velocidad desgasifica el café en grano?

Cuántos días tarda un café tostado en desgasificar y a qué velocidad se acelera su deterioro al contacto con aire depende del tipo de grano, de su densidad y porosidad, del grado de tostado, de la temperatura ambiente y de cómo se ha almacenado protegiéndolo del aire.

  • Si no sabes cuánto gas le queda a tu café, infusionarlo como para una cata brasileña te puede dar una idea. O en una cafetera francesa. Así puedes apreciar la cantidad y fuerza del gas en el café molido que se mantiene en la superficie y por cuánto tiempo.
  • Los granos más densos son más resistentes a la exposición al aire.
  • Los tuestes más claros son menos porosos y más resistentes que los oscuros.
  • Las altas temperaturas aceleran los procesos químicos que deterioran la calidad del café.

¿CÓMO GUARDAR TU CAFÉ MOLIDO?

Paquetes con válvula unidireccional para dejar salir el gas del café recién tostado, frascos herméticos que protegen el café del aire y café molido, guardado comprimido y hermético.

El café molido, en esta foto a la derecha, pierde rápidamente su aroma y sabor. Hablamos de minutos. Hay quien habla de segundos y recomienda moler el café justo antes de realizar la infusión.

La rapidez de la pérdida de calidad del café molido también depende del tiempo que llevaba tostado el café en grano. O sea, de la cantidad de gas que aún conservaba antes de molerlo. Aunque parezca insensato, si está recientemente tostado puede agradecer pasar unos minutos molido antes de infusionarlo. Sobre todo si es para espresso o la italiana. El fuerza del gas saliendo dificulta que el agua penetre.

  • Si compras el café ya molido.

Lo principal es evitar que entre en contacto con el aire. Lo mejor es mantenerlo en su paquete original, comprimido, herméticamente cerrado con una pinza, consumirlo sin removerlo y en pocos días.

 

  • Si mueles tu mismo el café.

Se guarda inmediatamente, hermético y comprimido evitando el contacto con el aire. Si el tueste es medio, el sabor original puede durar más allá de una semana (los tuestes oscuros se deterioran antes). Depende de cuántas veces lo abres.

Si está recién tostado y recién molido cuando lo empaquetas, lo guardas hermético y lo almacenas sin abrir, al cabo de algunos meses todavía lo encontrarás delicioso. Increíble, pero así es. Lo hemos comprobado.

 

Y ya para finalizar, recordamos la verdad verdadera: con el tiempo, aunque tu café esté bien guardado, sus cualidades organolépticas van a seguir deteriorándose.

Pero la feliz noticia es que si lo has guardado bien habrás disfrutado en cada taza de su sabor original. Siempre y cuando lo bebas en un tiempo prudente y no lo tengas para decorar.

A tu café le encanta acompañarte por las mañanas. Ama tus ojeras, tu nido de pelo y tus andares sonámbulos mientras espera con emoción que le acojas en tus manos para darte un abrazote de buenos días.

¿Dónde te espera el tuyo? Seguro que tienes una caja, lata o frasco preferido para guardar tu café rico. ¿Deja liberar gas en caso de que esté tostado muy reciente, le proteges del aire?

Si quieres seguir conociendo trucos fáciles como estos, para asegurarte que no pierdes nada del delicioso sabor original de tu café y conocer más cafés especiales apúntate a la lista.

Recibirás una notificación mensual con las nuevas publicaciones, recursos, beneficios y promociones que solo comparto con los suscriptores.