Hola, felices de acompañarte con tu original café.

Soy Carolina, una española amante del café abrazador y Stefan es el muy cafetero y es alemán.

Yo comparto contigo todo lo que sé y sigo aprendiendo sobre el buen café, escribo y hago las fotos. Stefan se ocupa de la logística técnica de la web y juntos disfrutamos aventuras y expediciones cafeteras.

Carolina y Stefan

Te ayudo a encontrar con el carácter de cada café y tu estilo cafetero, el abrazo que necesitas.


Éste es el corazón de Tu Original Café.

Asegurarte que disfrutas en casa el café de calidad que te gusta. Más sano y rico.

Vas a saber más sobre:

»Qué es el café verde de calidad y cuándo está tostado con maestría.

»Cómo preparar tu buen café sin perder su calidad original.

 »El abrazo de los amantes del café con el origen.

Confieso que me despierto con té verde y que bebo pocos cafés, experimento mucho con ellos y me maravillo con algunos.

Antes solo bebía café cuando necesitaba un chute de energía. Por ejemplo en los rodajes de noche ( en España trabajaba en el cine). Y me lo tragaba como un jarabe, con fé. Y tapándome la nariz, cerrando los ojos y además cruzando los dedos para no ponerme cardiaca ni sentir mi estómago como si estuviera haciendo el pino.

Pero ¡zas! la que giró 180º fue mi vida.  Ya no hacía películas, series, ni teatro. Hacía café en Berlín.


Enseguida me di cuenta que un café sabrosón hace feliz y que uno desabrido desalienta llevándose el sol bajo el brazo.


Aprendí que un café bueno es más caro, pero no por ser caro un café es bueno. Como sucede con cualquier otro producto.

Aprendí que un café de calidad es más sano. Porque se selecciona el café verde desechando los granos con enfermedades y se tuesta menos oscuro.

También aprendí que el café de calidad es abrazador con el origen. Un esperanzador futuro se abre para las comunidades productoras de café excelente. El café de calidad consigue establecer relaciones comerciales más justas con el origen. Un alivio frente a la baja cotización del café verde que sigue equiparándose al precio de hace décadas.

Pero me costó algo más darme cuenta de lo esencial. La clave final para que todo el proceso llegue a convertirse en un café rico es la última persona. Las últimas manos, el último corazón. El desconocimiento o la dejadez almacenando el café tostado o infusionando café, puede arruinar todo el largo proceso de excelencia.

En resumen, aunque sea un café en grano de calidad, si no está bien tostado, si no se almacena correctamente y si la infusión no es acertada, se puede llegar a una insulsa o incluso desagradable taza de café.


Entre el cine y el café, hubo en mi vida unos tiempos que, por oscuros, aquí no caben.

De aquellas oscuridades vitales caí en los brazos del café y de nuevo se abrió un mundo de luz y color.

Sí, tal cual. Así de ye-yé como suena lo viví. Y con luz y color seguimos juntos.


Barista profesional

MI VIAJE AL CAFÉ

Empecé a formarme con Kim Ossenblok en cata y tueste. A investigar y a experimentar en casa. A comprar “cafés caros” que demasiadas veces salían rana. Y a espantarme con casi todos los espressos y cafés americanos en nuestras expediciones cafeteras.

Lo que me iba oliendo a cuerno quemao no son historias de Hamlet.

Te cuento lo que ya estás pensando. Un buen café no es insulso, ni sabe amargo, ni quemado, ni ácido ni tiene sabores extraños. Es sencillamente rico como un abrazo.


El mismo café de calidad, un día puede abrazarte y tentarte a repetir y otro día resultar insulso.

Un acertado tueste, cuidar el almacenamiento y una correcta infusión son la clave del éxito.


Y gracias a que cada vez somos más apasionados por el buen café existe la posibilidad, de que las comunidades productoras puedan recibir un precio más justo. Porque cada vez hay más personas como tú dispuestas a pagar más por un café abrazador con el origen.

Pero a menudo desalientan los engaños. Cafés caros que no son ni más sanos, ni ricos, ni abrazadores.

CONTANDO MIS DESCUBRIMIENTOS CAFETEROS LLEGUÉ A ESTE BLOG.

Lo que iba aprendiendo lo compartía entusiasmada con la sister, la familia, los amigos… Y en cuanto me despistaba, hasta con los amigos de la familia de los amigos.

Sí, también me dí cuenta que de ser contadora no se puede emigrar. Va conmigo esté donde esté y haga lo que haga. Cine, teatro y ahora buen café.


Con el buen café he vuelto a encontrar el poder abrazador de compartir historias.


Apúntate a tu original café.

Recibe las fechas de los próximos encuentros cafeteros en Berlín.

Tu regalo de bienvenida

10 € de descuento
En un workshop

Fotos y texto por Carolina del Prado
© 2016-2019 Berlin
TU ORIGINAL CAFÉ  | Todos los derechos reservados